lunes, junio 28, 2010

El camino


Me gusta pensar que mi recorrido es a través de un camino, que cada paraje me va trayendo experiencias nuevas y que siempre he tenido por lo menos claro a dónde quiero llegar aunque aún no lo alcance a ver en el horizonte.

Hace unos cuantos pasitos atrás tuve una impactante revelación. ¿Qué sucede cuando estás en el camino que siempre quisiste, y cuando está a punto de crearse un túnel entre las montañas, no sabes dónde debe ir para acercarte a tu destino?

¿Qué sucede cuando te das cuenta que en realidad no sabes a dónde vas?

¿Qué se supone que es lo correcto cuando la responsabilidad te pisa los talones, tu vida entera está en una balanza y simplemente siente que no tienes las agallas?

Muchas preguntas, aún nada claro, me siento flotando en medio de un espacio vacío...

Una vez más pregúntando, el para qué y el por qué...


El Abuelo.

1 comentario:

[Ly]* dijo...

hace poco tiempo que voy siguiendo este blog... y todos los comentarios, excepto algunos de los más antiguos, parecían optimistas. ¿qué hacer? es sencillo, la vida no será un camino, pero tú sí tienes pies, y lo único que puedes hacer es avanzar. tirar adelante como sea y punto. ¡ánimos!